¿Cuáles son las ramas de la ecología?

Ecología

La ecología es la disciplina que estudia todos los organismos, las plantas y los animales, y la interacción entre ellos, así como su entorno físico y biológico, proporcionando información sobre el funcionamiento del mundo y los sistemas ecológicos. La ecología se divide en varias ramas especializadas que se centran en una amplia variedad de temas.

Índice del contenido

    Ciencias Auxiliares de la Ecología

    La ecología es el estudio de las interacciones entre los seres vivos y su entorno, el cómo interactúan y se ven influenciados entre ellos. Proporciona nuevos conocimientos sobre la interdependencia entre las personas y la naturaleza que es vital para la producción de alimentos, el mantenimiento del aire, del agua y el mantenimiento de la biodiversidad en un clima cambiante.

    La ecología tiene que ver con cómo está conectada la naturaleza e incluye el estudio de factores bióticos como plantas y animales, así como factores abióticos como el clima y la geografía. Por tanto, para lograr el estudio de los seres vivos y sus características de forma completa y certera, la ecología se basa en otras ramas, que son aproximaciones más especializadas al estudio de las interacciones y, a su vez, se relacionan directamente con otras ciencias.

    Estas ciencias o disciplinas son estudios enfocados en otras áreas que, uniéndose a la ecología, logran dar respuesta a las preguntas más importantes que el ser humano ha hecho sobre los procesos que permiten y son parte de la supervivencia de una especie a través de las edades.

    Entre las 5 principales ciencias auxiliares de la ecología tenemos:

    Estas a su vez, son llamadas cada una como "ciencia que se relaciona con la ecología", estas son:

    • Biología: es la ciencia que estudia a los seres vivos y su relación con el medio ambiente. Apoya a la ecología a través del estudio de los seres vivos según su clasificación en los reinos de la naturaleza.
    • Geografía: es la ciencia que estudia la superficie de la tierra, las comunidades o sociedades que la habitan y los paisajes que la forman al relacionarse entre sí. Apoya a la ecología proporcionando datos sobre el medio ambiente y sus características.
    • Física: es la ciencia que estudia las propiedades físicas de la materia y la energía, así como las leyes que gobiernan sus cambios. Colabora con la ecología a través del estudio de la conversión de nutrientes en energía utilizable mediante procesos como la fotosíntesis o la respiración celular.
    • Química: es la ciencia que estudia la materia, sus propiedades y sus cambios. Apoya la ecología al estudiar los cambios químicos en los seres vivos que les permiten relacionarse y dar continuidad a la especie.
    • Sociología: es la ciencia que estudia las sociedades humanas y los fenómenos provocados por creencias religiosas, interacciones diarias, expresiones artísticas, entre otros. Apoya a la ecología al estudiar las interacciones entre las especies y cómo los diferentes aspectos afectan su desarrollo, interacción y supervivencia.

    Ramas de la ecología

    La ecología es una de las muchas ramas que tiene la biología, esta se encarga del estudio de las relaciones de los seres vivos con su entorno y también cuenta con subramas las cuales te damos a conocer a continuación:

    Ecología Comunitaria

    También conocida como sinecología, es el área de la ecología que se centra en las interacciones entre especies u organismo, investigando los factores que influyen en la estructura y la organización de una comunidad biológica, en cuando a la biodiversidad, la distribución y la abundancia de las especies, y los cambios que se producen en dichas estructuras.

    La ecología comunitaria se enfoca en la depredación, la herbivoría, la competencia, el parasitismo y el mutualismo. Por lo tanto, se dedica al estudio de la distribución local de animales en diversos hábitats, el reconocimiento y composición de unidades comunitarias y la sucesión.

    Ecología Terrestre

    Es la que se ocupa del estudio de los organismos terrestres y cómo interactúan entre sí y se adaptan a su entorno, enfocándose también en la diversidad y distribución de diferentes organismos en los diversos hábitats terrestres. A su vez, estudia las propiedades del suelo como la humedad, el pH, el contenido químico y de nutrientes.

    La ecología terrestre a su vez se clasifica en ecología forestal, ecología de tierras de cultivo, ecología de pastizales, ecología de desierto, entre otros, según los tipos de estudio de sus diferentes hábitats.

    Ecología Acuática

    También conocida como ecología marina, se ocupa del estudio de los ecosistemas que se encuentran en los cuerpos de agua, ya sean marinos, de agua dulce o estuarios, centrándose en las interacciones entre organismos vivos en un hábitat acuático particular que puede afectar directamente a varios factores del ecosistema. Estos factores incluyen la competencia por la comida y la depredación, la temperatura, la concentración de nutrientes y la demanda de oxígeno.

    La ecología acuática se dedica al estudio del hábitat, las poblaciones y las interacciones de los organismos en el medio marino, explorando los factores físicos y químicos que afectan la capacidad de un organismo para sobrevivir y reproducirse.

    Ecología Aplicada

    Al reunir todos los conceptos y principios de la ecología, esta área tiene como objetivo aplicar estos importantes conocimientos, hallazgos y avances tecnológicos para comprender situaciones del mundo real y abordar problemas humanos prácticos, incluyendo el manejo de la vida silvestre, la epidemiología, la contaminación, la conservación, entre otros. En otras palabras, es la ciencia de la aplicación de la ecología a los problemas contemporáneos en el manejo de los recursos naturales.

    El alcance de la ecología aplicada es enorme y abarca los campos de la biotecnología, la ecología, para estudiar cómo las actividades antropogénicas afectan no solo a los microsistemas sino también a la biosfera.

    Ecología Microbiana

    La ecología microbiana se centra en el estudio de cómo las comunidades de microorganismos se establecen en sustratos abióticos y cómo tales organizaciones les permiten interactuar entre sí. Puede cubrir la vasta microflora en las tripas de los animales, las aparentemente simples pero genotípicamente complejas comunidades bacterianas, hasta la compleja relación entre procariotas y eucariotas.

    La ecología microbiana incluye también el estudio de la simbiosis, los ciclos biogeoquímicos y la interacción de microbios con efectos antropogénicos como la contaminación y el cambio climático. Y tiene como objetivo determinar los patrones y los impulsores de la distribución, interacción y ensamblaje de la comunidad microbiana.

    Ecología Evolutiva

    La ecología evolutiva fusiona los dos estudios científicos: la evolución y la ecología para centrarse en los cambios físicos y genéticos que ocurrieron entre los organismos y cómo tales modificaciones se vieron afectadas por factores ecológicos. Considera explícitamente los efectos evolutivos de los competidores, mutualistas, depredadores, presas y patógenos.

    La ecología evolutiva examina los factores ambientales que impulsan la adaptación de las especies, explorando las causas ecológicas históricas y actuales de la selección y la evolución, y sus consecuencias para las poblaciones, especies y ecosistemas. Donde el objetivo más amplio es distinguir los mecanismos evolutivos que se suman a  los factores morfológicos, conductuales y fisiológicos de la base genética.

    Paleoecología

    La paleoecología es principalmente una ciencia histórica descriptiva que involucra el razonamiento inductivo, enfoques y técnicas de investigación extraídas de la tierra y las ciencias biológicas, la cual trata del estudio de las relaciones entre fósiles y los entornos antiguos en los que vivían los organismos fosilizados.

    En otras palabras, la paleoecología es el estudio de la composición y distribución de ecosistemas pasados ​​y sus cambios a través del tiempo en escalas de décadas a cientos de millones de años, proporcionando un contexto para comprender las interacciones existentes y la estructura de una comunidad ecológica.

    Ecología de la Conservación

    La ecología de la conservación, como su nombre indica, estudia la gestión de la biodiversidad a través de métodos de conservación y restauración. Esta rama de la ecología evolucionó recientemente para abordar la disminución de la biodiversidad y el deterioro de los recursos naturales del planeta.

    Esta rama es interdisciplinaria y utiliza principios de la genética, la biogeografía, la biología de poblaciones, la ética ambiental y el derecho para ayudar a garantizar la conservación de las especies y sus hábitats.

    Ecología de Sistemas

    La ecología de sistemas es el área de la ecología que aborda varios factores abióticos como la asignación del presupuesto de energía y procesos físicos como el ciclo del carbono y los ciclos biogeoquímicos. Sus objetivos son, en general, desarrollar y probar la teoría de la organización de los ecosistemas, detectar y gestionar propiedades emergentes, y predecir las respuestas a las perturbaciones.

    Esta es una rama moderna de la ecología que se ocupa particularmente del análisis y la comprensión de la función y estructura del ecosistema mediante el uso de matemáticas aplicadas, tales como técnicas estadísticas avanzadas, modelos matemáticos, características de las ciencias de la computación.

    Ecología del Comportamiento

    La ecología del comportamiento integra el estudio de la interacción entre el valor de supervivencia, el comportamiento de los organismos y su descendencia. Relacionándose a su vez con la ecología de la evolución, ya que examina cómo un organismo cambia su comportamiento para garantizar la supervivencia y la perpetuación.

    Esta rama de la ecología intenta encontrar el vínculo entre el comportamiento de un animal, su adaptación ambiental y el éxito reproductivo. Los ecologistas del comportamiento a menudo estudian patrones o características de apareamiento, así como por ejemplo, estudian el canto o el plumaje de las aves en relación con los patrones de apareamiento.

    Ecología de Poblaciones

    Como sugiere su nombre, la ecología de poblaciones se ocupa del estudio de las estructuras y la dinámica de las poblaciones, en lugar de observar los patrones de comportamiento individuales de los organismos vivos, estudia los diversos factores que afectan el tamaño, la densidad, los modos de dispersión,  la tasa de crecimiento y la tasa de mortalidad de la población.

    La ecología de poblaciones estudia una sola especie o un grupo de especies relacionado (como la ecología de animales, plantas o insectos), profundizando en los factores que afectan a la población, el cómo y por qué una población varía con el tiempo, así como las interrelaciones de los organismos con su medio ambiente.

    Ecología Taxonómica

    El uso de datos taxonómicos es muy importante ya que mejora el estudio de los ecosistemas al ayudar a identificar los organismos clave presentes en esa área. Aparte de eso, esta rama de la ecología ayuda en la clasificación más fácil de los organismos, ya sea que cada uno actúe en consecuencia o de manera antagónica entre sí en el nivel de la comunidad.

    La ecología taxonómica es un concepto nuevo en este campo, y se ocupa de la ecología de diferentes grupos taxonómicos de organismos vivos y eventualmente incluye las siguientes divisiones de ecología: ecología microbiana, ecología de mamíferos, ecología aviar, ecología de insectos, parasitología, ecología humana, entre otras.

    Ecología de Ecosistemas

    El ecosistema es una comunidad de organismos vivos, es decir, animales, plantas y microbios junto con componentes abióticos de su entorno (tales componentes incluyen el agua, el aire y el suelo mineral) interrelacionando como un sistema. Esta rama de la ecología se dedica a la disertación de los ecosistemas en su conjunto y la relación de dependencia entre los organismos y el ecosistema.

    Los estudios de ecosistema incluyen el estudio de ciertos procesos que vinculan lo vivo (componentes bióticos) con lo no vivo (componentes abióticos). Se dice que estos componentes se unen mediante secuencias de nutrientes y flujos de energía, por lo que la ecología del ecosistema busca medir los flujos de materiales que se encuentran en la naturaleza, como fósforo, hierro, magnesio, entre otros.

    Ecología del Paisaje

    Los estudios de ecología del paisaje se caracterizan por métodos explícitos en los que los atributos espaciales y la disposición de los elementos del paisaje se analizan directamente y se relacionan con los procesos ecológicos, mejorando la comprensión entre los patrones y los procesos que explican la variación a múltiples escalas, tanto por las causas naturales como la sociedad humana.

    Esta rama de la ecología es la que examina los procesos y la relación entre múltiples ecosistemas o áreas geográficas muy grandes, enfocándose en el estudio del impacto que los grupos humanos pueden generar sobre los paisajes naturales, estudia cómo reaccionan los organismos a las variaciones en el medio ambiente, cómo las interacciones de los organismos en los ambientes cambiantes influyen en la dinámica de las comunidades de especies y cómo estas dinámicas, a su vez, determinan los procesos del ecosistema.

    Ecología y su Relación con Otras Ciencias

    La ecología es una ciencia multidisciplinar. Según su enfoque en los niveles de organización, así como de todos los niveles de la vida en nuestro planeta y en las relaciones entre los organismos y su entorno, la ecología está basada en los estudios y herramientas de muchas otras ramas de la ciencia.

    La relación de la ecología con otras disciplinas cruciales para resolver problemas ambientales, se basa en datos, teoría y modelos, y requiere un vínculo de la ecología con la ingeniería, las ciencias geológicas, las ciencias computacionales y las ciencias sociales. Por lo tanto, algunos consideran que la ecología es una ciencia holística, que sobrepasa las disciplinas más antiguas como la biología, que desde este punto de vista se convierten en subdisciplinas que contribuyen al conocimiento ecológico.

    Podemos decir que la ecología necesita de la fisiología, para comprender cómo funcionan los organismos y cómo actúa esta forma de trabajo sobre la relación entre los seres vivos; de la química, que puede ayudar en el estudio de las reacciones químicas involucradas en el medio ambiente y en los organismos; de la genética, también es fundamental para este tipo de estudio. La ecología está estrechamente relacionada a su vez con otras disciplinas biológicas.

    Se relaciona también con las matemáticas, que permite establecer vínculos entre la dinámica del número de organismos vivos y las condiciones ambientales, el cálculo de estándares de vertidos y emisiones de empresas y la gestión de la calidad ambiental; y la química, pues la vida se basa en los procesos de metabolismo entre los organismos y el medio ambiente y se desarrolla en ciclos biogeoquímicos.

    Por otro lado, la política y la economía, colaboran con la ecología al permitir la organización y gestión de los recursos según las probabilidades, todo ello con el fin de permitir la sostenibilidad y supervivencia del ser humano.

    De esta manera podemos decir que la ecología comparte el método científico con otras ciencias. Los procesos y sistemas ecológicos se cuantifican y comprenden utilizando matemáticas aplicadas, estadística y, a veces, informática.

    Ya que para comprender completamente un ecosistema, debe comprender su entorno físico. Esto requerirá cierta comprensión de la física básica y (dependiendo del entorno) también es probable que requiera elementos de meteorología, oceanografía, limnología, y geología. Para comprender los seres vivos que componen un ecosistema, son necesarios aspectos de biología, botánica y bioquímica. La termodinámica también ayudará, al igual que la genómica y la química molecular.

    Subir

    Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. MAS INFORMACIÓN