¿Qué es la ecología aplicada?

ecologia aplicada

Esta es una de las ramas de estudio de la ecologia que reúne varios conceptos y principios de la misma ecología, y los aplica en los problemas contemporáneos como manejo de los recursos naturales. Esta área tiene como objetivo aplicar estos importantes conocimientos, hallazgos y avances tecnológicos para abordar problemas humanos prácticos y en la comprensión de situaciones del mundo real incluyendo el manejo de la vida silvestre, la epidemiología, la contaminación, la conservación, entre otros.

Abarcando campos como la biotecnología, para estudiar cómo afectan las actividades del hombre tanto a los microsistemas como a la biosfera, reuniendo conocimientos que pertenecen a otros campos científicos, para analizar la organización de la Naturaleza, sus mecanismos y sistemas, y la interacción entre todas sus partes, conjunto a la acción de la presencia humana en estos ecosistemas.

Proponiendo medidas para limitar las consecuencias en el medio ambiente y su favorecimiento a la gestión racional de la naturaleza, queriendo recuperar el equilibrio que ha sido alterado y afectado en los ecosistemas de manera negativa por la injerencia el hombre,  que vienen desencadenando una serie de consecuencias que afectan a las especies con actividades como la industrialización y urbanización de las grandes ciudades.

Ocasionando un aumento de la contaminación en todas las escalas, convirtiéndose en una problemática para la vida en el planeta, proponiendo así la ecología aplicada leyes en pro para la conservación y restauración de los hábitats, y aunque estas políticas no han sido suficientes la ecología aplicada mantiene su foco en la intervención del medio ambiente, con planes de acción haciendo uso racional y vigoroso de conocimientos ecológicos en determinadas áreas.

En la década de los 60 comienza la “gran ocupación” humana de la biosfera, estudiando si han sido poco o nada transformado los ecosistemas por el hombre, tanto desde el punto de vista del tamaño poblacional como de la cantidad y tasa de uso de los recursos.

Índice del contenido

    Metodología

    Durante años muchos ecólogos han estableciendo modelos que permitan predecir de la forma más exacta, sencilla, general y precisa posible, el resultado de procesos o fenómenos observados, con modelos analíticos como el conocido modelo logístico que describe la dinámica denso-dependiente de una población. Los principales aspectos metodológicos sobre los que se desarrolla la Ecología Aplicada son la obtención de datos, luego la selección de las pruebas estadísticas adecuadas, y la interpretación de resultados.

    Siendo la metodología propuesta en la segunda mitad del siglo XX por Karl Popper la más usada, explicando que la investigación científica se dirige por una serie de hipótesis, en donde supone una respuesta que se refutará o comprobará con una experimentación, este modelo se puede designar como Método Hipotético Deductivo.

    Proponiendo una posible solución al problema de la inducción, metodología que se venía usando antes de la propuesta de Popper, postula que el conocimiento científico y común no es empírico, y que es hipotético deductivo, existiendo un proceso creativo al formarse hipótesis de forma clásica, como la aproximación “más adecuada” para el desarrollo del contraste de hipótesis.

    Siendo una herramienta metodológica  para permitir encausar las investigaciones de campo con el fin de hacerlas más científicas y objetivas. Aunque este es el más usado ya que se incorpora explícitamente el método científico en la mayoría de textos o trabajos ecológicos también existe científicos que adoptaron paradigmas y métodos complementarios o alternativos como los de Kuhn.

    Por otro lado, Lakatos propuso un sistema  diferente de progreso y de acuerdo científico respecto de la investigación, y aunque no propuso un método epistemológico nuevo sí logró destacar y perfeccionar la propuesta de Popper.  Los estudios ecológicos también pueden basarse en diversos métodos como el experimental o de laboratorio (o también llamados “experimentos naturales” que busca comprobar hipótesis en la naturaleza pero sin intervenir en ella), el de campo y el matemático.

    Campos que cubre la ecología aplicada

    La palabra "aplicada" implica, directa o indirectamente, el uso humano o la gestión del medio ambiente, ya sea para preservarlos, restaurarlos o para explotarlos. La influencia de los seres humanos cubre todos los niveles: la atmósfera, la hidrosfera, la litosfera y la biosfera. Es comprensible que las preguntas relacionadas con las poblaciones humanas (en particular su demografía) estén comprendidas en el ámbito de la ecología aplicada, ya que la mayoría de los impactos en los ecosistemas son directa o indirectamente antropogénicos.

    Los aspectos de la ecología aplicada pueden separarse en dos amplias categorías de estudio: las salidas y las entradas. En el primero se ocupan del uso y la gestión del medio ambiente para sus servicios eco-sistema y recursos explotables. Estos pueden ser muy diversos e incluir energía También pueden ser recursos biológicos o ser especies que se desean controlar (especies exóticas invasoras, contaminantes, enfermedades, entre otras). Por último, pueden ser especies y espacios que deseamos proteger o restaurar.

    Los campos dedicados al estudio de los productos de la ecología aplicada incluyen la gestión de los agroecosistemas, la gestión de los pastizales y la vida silvestre, el uso del paisaje, la gestión de las perturbaciones, la ingeniería de los alrededores, el diseño ambiental, la gestión de los recursos acuáticos, la gestión forestal, entre otros.

    Los insumos para un problema de ecología aplicada consisten en cualquier estrategia de gestión o influencias humanas sobre el ecosistema objetivo o su biodiversidad. Estos incluyen biología de la conservación, restauración de ecosistemas, diseño y gestión de áreas protegidas, cambio global, ecotoxicología y contaminación ambiental, biocontrol e indicadores de calidad ambiental y biodiversidad, políticas ambientales y economía.

    Además de utilizar la ecología fundamental para ayudar a resolver problemas ambientales prácticos, la ecología aplicada también aspira a facilitar las resoluciones de los especializados en el ambiente, a través de un diálogo privilegiado con especialistas en agricultura, ingenería ambiental, educación, derecho, política, salud pública, planificación rural y urbana, gestión de recursos naturales y otras disciplinas para las que el medio ambiente es un axioma central.  

    Estrategias de conservación ecológicas

    • Estrategia de conservación in situ (in situ es la investigación de campo que se realiza en el lugar propio del objeto de estudio) esta estrategia pretender el cuidado de la diversidad en su entorno natural, atender al cuidado de una parte de los ecosistemas y permitir proteger poblaciones dando las condiciones mínimas para su variedad genética.
    • Estrategia Ex situ, llevándose a cabo fuera del hábitat natural. Son estrategias donde se aplican medidas para la recuperación y rehabilitación de especies amenazadas, para introducirlas nuevamente en su hábitat natural, como jardines botánicos, zoológicos, acuarios, laboratorios, entre otros
    • Determinar las especies en peligro.
    • Determinar las causas que afectan a su decadencia
    • Controlar el nivel de extinción de cada especie amenazada
    • Estrategia de conservación o de desarrollo sostenible, es aquella donde se satisfacen las necesidades del presente sin poner en peligro la capacidad de las especies de generaciones futuras para atender sus propias necesidades.
    • Restauración en áreas con vocación forestal, áreas para la conservación de los recursos naturales y o áreas con suelos degradados.
    • Adquisición de predios en áreas estratégicas.
    • Medidas de conservación en áreas protegidas declaradas.
    • Manejo de especies invasoras.
    Subir

    Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. MAS INFORMACIÓN