¿Qué es la ecología taxonómica?

Ecología taxonómica

La ecología taxonómica es un aspecto y rama importante de la Ecología ya que se encarga de estructurar y organizar en grupos a los seres vivos y usa la teoría y práctica de la clasificación de los organismos, aportando información para construir estas clasificaciones y proponer hipótesis generales sobre la evolución de los seres vivos. Uno de los objetivos de esta disciplina es reconocer y dar nombre científico a las especies biológicas y a los taxones.

Además de intentar reconstruir la filogenia o historia evolutiva de los grupos de organismos a partir de la evidencia que brindan los caracteres taxonómicos para poder identificar nuevas especies y predecir sus características en grupos que van desde los niveles más generales, como reinos y clases, hasta los más específicos, como géneros y especies, donde cada grupo de organización recibe el nombre de taxón.

Esta clasificación se refiere a la disposición de los organismos en grupos basados en semejanzas que reflejen las relaciones evolutivas entre los linajes, intentando reflejar la historia natural y las relaciones evolutivas entre seres vivos de distintos grupos mediante un sistema jerárquico de taxones y a su vez el uso de estos datos taxonómicos son muy importante ya que ayudan a la mejora en el estudio de los ecosistemas al identificar los organismos claves presentes en esa área.

Índice del contenido

    Historia

    Uno de los primeros en clasificar, separar y estudiar grupos naturales fue Aristóteles y aunque los clasificó de simples a complejos, su orden no era evolutivo, aunque hay registros muchos más antiguos de las primeras incursiones en la clasificación formal, pero limitada, realizadas por los antiguos chinos y los antiguos egipcios, por ejemplo un catálogo de 365 especies en China, que probablemente se haya escrito sobre el comienzo del primer milenio D. C.

    De la premisa de que cualquier información sobre un organismo requiere un nombre ha sido una de las piedras angulares de la ecología desde que Linneo (considerado como el padre de la taxonomía) describió por primera vez su clasificación en 1735, aunque se podría decir que los orígenes de la clasificación son incluso muchos más antiguos, que se remontan a los orígenes del lenguaje, cuando las personas llamaban con los mismos nombres a organismos que fueran similares.

    Linneo desarrolló un sistema en donde a cada especie se le da un nombre de dos palabras en latín (nomenclatura binomial) en donde la primera palabra nos indica el género  al cual pertenece el organismo y la segunda palabra es el nombre específico, además introdujo la jerarquía estándar de clase, orden, género y especie, y su principal éxito en su época fue proporcionar claves viables, lo que hizo posible identificar plantas y animales.

    Cuando los taxonomistas comenzaron a aceptar la evolución, reconocieron que lo que se había descrito como afinidad natural, es decir, la similitud más o menos cercana de formas con muchos de los mismos caracteres, se podía explicar como una relación por ascendencia evolutiva

    Importancia de la taxonomía en la ecología

    La taxonomía tiene dos tareas importantes: nombrar organismos y clasificarlos. Descubren o describen especies reuniendo especímenes a través del trabajo de campo y/o tomando prestados de colecciones de museos, estudiando la variación, agrupando los especímenes en categorías de especies, comparándolos con especies descritas previamente, luego nombrar las nuevas especies siguiendo reglas específicas.

    La clasificación permite contar con planes de recuperación de especies, protección y restauración del hábitat. La información taxonómica también permite detectar y controlar la invasión de especies exóticas. En otras palabras, la taxonomía proporciona a los ecologistas los fundamentos básicos de la práctica de conservación y la gestión sostenible de los recursos restantes del mundo, ayudando a la biodiversidad a mantener los ecosistemas estables.

    La taxonomía tiene como objetivo clasificar las criaturas vivientes, determina el número de especies vivas en la tierra, ayuda a tener una idea de qué tipo de caracteres están presentes, da una idea del nivel de desarrollo físico y de la fauna local; por lo que en la ecología tiene como objetivo mejorar el medio ambiente, potenciar los recursos naturales y proteger a los seres vivos.

    Mediante la taxonomía pueden saber qué conjunto de animales se distribuyen en un entorno particular. También saber qué especie de animal es una amenaza para otros organismos que viven en el mismo entorno. Esto ayuda a realizar cambios específicos de manera que el otro organismo prospere bien y traiga el equilibrio de la ecología.

    Es un hecho establecido que cada especie tiene su propio nicho en la naturaleza, diferenciándose entre sí de su pariente más cercano en preferencias de alimentación, época de reproducción, tolerancia a diversos factores físicos, entre otros factores. Si dos especies coexisten en un mismo hábitat, evitan interferencias (competencia específica por las características de su nicho específico de la especie, con cada especie subsistiendo en diferentes tipos de alimentos).

    El número de especies está aumentando rápidamente. Esto se debe principalmente a la inflación taxonómica, donde las subespecies conocidas se elevan a especies como resultado de un cambio en el concepto de especie, más que a nuevos descubrimientos. Sin embargo, los macroecólogos y los biólogos de la conservación dependen en gran medida de las listas de especies y las tratan como medidas precisas y estables de la biodiversidad.

    El estudio de las interacciones de las especies siempre ha sido fundamental en la ecología. Históricamente, estas interacciones se han examinado centrándose en la taxonomía de las especies que interactúan, en los últimos años, el marcado aumento en la cantidad de información biológica disponible y el desarrollo de nuevos enfoques y herramientas han puesto un nuevo enfoque en el estudio de las redes de interacción taxonómicas.

    Categorías taxonómicas

    Los taxones o grupos en que se clasifican los seres vivos se estructuran en una jerarquía de inclusión, en la que un grupo abarca a otros menores y está, a su vez, subordinado a uno mayor:

    Dominio

    Es la categoría taxonómica atribuida a cada una de los tres principales grupos o taxones en que actualmente se considera subdividida la diversidad de los seres vivos por sus características celulares: arqueas (Archaea, organismos procariotas unicelulares que al igual que las bacterias no presentan núcleo ni orgánulos internos), bacterias (Bacteria) y eucariontes (Eukarya).

    Reino

    Esta categoría divide a los seres vivos por su naturaleza en común, Archaea y Bacteria son tanto reinos como dominios, por ser unicelulares, procariontes, mientras que el dominio de Eukaryota se conforma de los reinos que comprende los organismos compuestos por células eucariotas, esto es, animales, plantas, hongos (fungi) y protistas.

    Filo

    Es una categoría taxonómica situada entre el Reino y la Clase, y usada en el reino animal, reino protistas y dominio bacterias, y puede definirse como una agrupación de animales basada en su plan general de organización.

    Clase

    Los filos a su vez se dividen en clases por las características más comunes que hay entre ellos, es decir, por las semejanzas mayores que existan entre los integrantes de un filo.

    Orden

    también se basa en características comunes de algunos seres vivos dentro de una clase, en su orden, a los animales generalmente se les clasifican en amplios tipos tales como, carnívoros, herbívoros, primates, etc.

    Familia

    Una familia es la agrupación de seres vivos con características comunes dentro de su orden, debido a la enorme dificultad a la hora de clasificar ciertas especies, varias familias pueden agruparse en superfamilias, y los individuos de una familia pueden organizarse en subfamilias.

    Género

    Agrupa a las especies relacionadas entre sí por medio de la evolución, un género es un grupo de organismos que a su vez puede dividirse en varias especies (existen algunos géneros que son monoespecíficos, es decir, contienen una sola especie.

    Especie

    Es la unidad básica de la clasificación biológica y se define a menudo como grupo de organismos capaces de entrecruzarse y de producir descendencia fértil. Para su denominación se utiliza la nomenclatura binomial, es decir, cada especie queda definida con dos palabras.

    Subir

    Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. MAS INFORMACIÓN